Club

0-3 meses (Recién Nacido)

¿Qué sienten los pequeñines durante el parto?

02 noviembre 2013 - Tema del mes
Califícanos        

Al respecto poco se sabe y se habla, sin embargo, así como para ti, mamá, es un proceso difícil, para ellos también.

Todos pasamos por ese momento, pero debido a nuestra memoria limitada, solo alcanzamos a imaginar qué se siente pasar a través de un canal tan estrecho y llegar de repente a un gigantesco mundo.

Sin embargo, no llega a ser tan terrible como pudiéramos pensar ya que el parto vaginal es natural y las glándulas adrenales del pequeñín lo ayudan a soportar este proceso.

Canal vaginal estrecho

Se sabe que los pequeñines están sujetos a fuertes presiones durante el parto o nacimiento, no obstante su cuerpo se ajusta de forma asombrosa a estas condiciones para pasar por el canal vaginal.

Y esto es evidente si observas la cabecita del bebé después de nacer: aunque la parte trasera suele estar un poco hinchada, no hay riesgos ya que los huesos del cráneo todavía no están unidos.

Es importante que durante el parto la presión no se incremente de forma brusca, por eso este momento debe tomar el tiempo necesario para beneficiar a ti y a tu pequeñín.

Preparado para respirar

Durante el parto, al pasar por el canal vaginal se ejerce presión sobre el pecho del bebé y el fluido en sus pulmones se expulsa, facilitando la respiración. Pero además, el flujo de sangre hacia la placenta se reduce durante el parto, así que por un momento el pequeñín recibe menos oxígeno y nutrientes.

Todo este proceso le ayudará a afrontar su nueva vida fuera de tu vientre. Incluso las hormonas del estrés le permitirán regular su temperatura cuando sale del útero, para aumentar sus reservas de azúcar y favorecer el bombeo de sangre hacia los órganos.

Al nacer, la presión que siente en el pecho permite vaciar sus pulmones del líquido amniótico y respirar por primera vez al finalizar el parto.

¡Todo esto parece impresionante! Pero su organismo está diseñado para soportar este momento y sus signos vitales son monitoreados por el equipo médico durante todo el parto.

Cuando por fin nazca tu pequeñín, verás que está totalmente confundido y la mejor forma de aliviar su llanto desesperado es ponerlo en el pecho para que escuche los latidos de tu corazón, una sensación muy familiar para él que le ayudará a tranquilizarse.

¿Cómo te imaginabas este proceso para tu pequeñín? ¡Opina!

Recibe las novedades del Magazín

Compartir en:      

¡También puedes leer!

¡Estamos trabajando para llegar a más hogares de Colombia! Estas son las ciudades donde tenemos envíos en este momento.

Antioquia

Armenia
Barbosa
Bello
Caldas
Caucasia
Copacabana
El Carmen de Viboral
Envigado
Girardota
Guarne
Itagui
La Ceja
La Estrella
La Unión
Marinilla
Medellín
El Retiro
Rionegro
Sabaneta

Atlántico

Barranquilla
Soledad

Cundinamarca

Bogotá

Meta

Villavicencio

Valle del Cauca

Cali
Ir al catálogo
peque

Correo electrónico:

Contraseña:

x