El magazín embarazadas

Moda y belleza

Belleza, mes a mes

24 octubre 2014

Durante el embarazo, tu cuerpo experimenta ciertos cambios, por eso es apenas lógico que tu rutina de belleza también cambie.

Cuando te ves bien, te sientes bien. Afortunadamente, ocuparte de tu aspecto personal no es algo muy complicado, solo es conocer qué cuidados necesitará tu cuerpo cada mes. ¡Presta mucha atención a nuestras recomendaciones y serás la mamá más linda del mundo!

Cuida tu piel

  • Desde los primeros días comenzarás a notar los cambios en tu piel, no solo es posible que salgan en tu rostro algunos granitos, sino que las posibilidades de que tu cara se manche aumentan. Además, pasados los primeros meses, debes centrar tu atención en prevenir las estrías.
  • Ten cuidado con los productos para combatir el acné. No te apliques nada, ni siquiera los de venta libre, sin antes consultar con tu médico.
  • Convierte en una rutina diaria el uso del bloqueador solar, así el día esté gris debes usarlo. Y en caso de que vayas a exponerte al sol, no olvides usar un sombrero.
  • Previene las estrías aplicando sobre tu piel todos los días alguna loción o crema rica en aceites de almendra, jojoba o colágeno.

Protege tu busto

  • La sensibilidad en tus senos aumenta notoriamente durante el embarazo, además su aréola se torna más oscura y si tu color de piel es muy claro, es probable que las venas que atraviesan los senos comiencen a notarse.
  • Como los senos también pueden ser víctimas de las estrías, debes cuidarlos igual que a tu abdomen, eso sí, no apliques nada en el área del pezón y para que no sufran ninguna consecuencia negativa, utiliza un buen soporte y busca el brasier adecuado (incluso en las noches).

Consiente tus piernas

  • La presión que ejerce el útero sobre las venas de la pelvis, el aumento del volumen de sangre y las hormonas del embarazo (que relajan el tejido muscular de las venas) son los causantes de la aparición de las várices. Si tienes herencia de esta enfermedad o eres susceptible de padecerlas, este problema surgirá desde los primeros meses, así que prepárate para prevenirlas.
  • Las várices aumentan si permaneces en una misma posición durante mucho tiempo, por eso lo mejor es tomar un descanso cada 45 minutos y caminar un poco.
  • Todas las noches, eleva tus piernas y apóyalas en una superficie firme como una pared de manera que formen un ángulo de 90 grados.

Depílate efectivamente

  • En caso de que tengas que recurrir a la depilación en partes de tu cuerpo que nunca imaginaste, como busto, labios, mentón, abdomen y espalda, ¡no te preocupes! Este problemita desaparecerá seis meses después del parto.
  • Si son pocos vellos, el depilador o los aparatos de depilación eléctrica son los más seguros, aunque un poco dolorosos.
  • La cera caliente está contraindicada para las piernas, lo mejor que puedes hacer es recurrir a la cera fría.
  • Durante el embarazo prescinde de las cremas depilatorias, la decoloración con productos químicos y la depilación eléctrica y por láser.

Cambia de look

  • En la mayoría de las mujeres, el aumento en los niveles hormonales y el incremento en la circulación sanguínea obra de maravilla en su cabello. Ahora crecerá más rápido, lucirá abundante y brillante. Aunque también puede ponerse débil.
  • Busca un corte que te favorezca y que se acomode a las nuevas condiciones de tu cabello y evita aplicarte productos químicos como las tinturas.

Amor para tus manos

  • Durante el embarazo suelen ocurrir dos cosas: tus uñas se vuelven fuertes o se ponen más débiles y quebradizas. Si tus uñas se rompen con facilidad, te aconsejamos mantenerlas cortas y sin esmalte. Pero si lucen mejor que nunca, aprovecha para mantenerlas arregladas, sin embargo, recuerda que los días previos al parto no debes aplicarte esmalte, ni siquiera transparente.

Maquillaje mágico

  • Debido a tu aumento de peso, tu rostro se tornará más redondo y aparecerán un poco de ojeras, debido a la falta de sueño. Pero son cosas que con el maquillaje puedes atenuar. Usa un corrector de ojeras medio tono más claro que el de tu piel y aplícalo dando toques con la yema de los dedos o una esponja. Y para afinar tus facciones, aplica rubor con una brocha, da pinceladas verticales de abajo hacia arriba, partiendo del hueso del pómulo y ve hacia la sien, no lo apliques horizontalmente (de la nariz a las orejas) esto hará que la cara luzca más redonda.

Si has decidido hacerte un tratamiento de belleza por más simple y rutinario que parezca, no olvides hablar con tu médico primero.

Compartir en:

Agrega tu comentario

Total de comentarios: 0

Recuerda que para dejar un comentario debes ser un usuario registrado del Club Pequeñín

Conozco y acepto los términos legales.

¡Estamos trabajando para llegar a más hogares de Colombia! Estas son las ciudades donde tenemos envíos en este momento.

Antioquia

Armenia
Barbosa
Bello
Caldas
Caucasia
Copacabana
El Carmen de Viboral
Envigado
Girardota
Guarne
Itagui
La Ceja
La Estrella
La Unión
Marinilla
Medellín
El Retiro
Rionegro
Sabaneta

Cundinamarca

Bogotá

Valle del Cauca

Cali
Ir al catálogo
peque

Correo electrónico:

Contraseña:

x