El magazín embarazadas

Salud

El embarazo y sus síntomas

02 noviembre 2013

Aunque la ausencia de un período menstrual suele ser el signo más obvio de que has entrado en un proceso de gestación -especialmente cuando tus períodos son regulares-, puede haber otros síntomas que te indiquen que llevas a un pequeñín dentro de ti.

Sensibilidad a los olores

Cuando estás embarazada, puedes experimentar una sensibilidad mayor a los olores fuertes, como el del humo del cigarrillo o ciertos alimentos, que pueden causarte nauseas. Incluso puedes perder el deseo de ingerir ciertos alimentos... no te preocupes... sustitúyelo por otro del mismo grupo alimenticio. Por otra parte, también pueden darte ganas de comer algunas cosas que no son alimentos, como la tierra. Si esto sucede, consulta a tu médico, ya que podrías estar padeciendo una deficiencia nutricional.

Cambios en los senos

Los altos niveles de progesterona pueden hacer que sientas los pechos pesados y tensos, y cosquilleos o punzadas. Incluso, los pezones podrían ponerse más oscuros de lo normal, y las venas cercanas pueden agrandarse. A medida que crezcan, usa un buen sujetador con tiras anchas. Además, debes empezar a usar protectores mamarios, ya que el calostro empieza a producirse después del tercer mes de embarazo.

Ausencia de períodos

La menstruación es un signo de que el útero no necesita de la mucosa uterina que prepara para recibir el óvulo fecundado. La ausencia del período puede significar que la fecundación ha tenido lugar.

Náuseas matinales

Podrías presentar nauseas y vómitos, principalmente en las mañanas. Esto se debe a los altos niveles de la hormona gonadotropina coriónica, la mayor cantidad de ácidos estomacales y el aumento a la sensibilidad hacia los olores.

Cansancio

El rápido crecimiento de la placenta y del feto pueden causarte cansancio y desaliento. Entonces, debes descansas cada vez que puedas y acepta los ofrecimientos de ayuda que te hagan. Consulta siempre a tu médico. Él sabrá decirte si el cansancio está en un nivel normal o si hay que tener algunos cuidados especiales, en caso de que presentes una anemia.

Cambio en tus gustos

Los altos niveles de progesterona pueden hacer que sientas los pechos pesados y tensos, y cosquilleos o punzadas. Incluso, los pezones podrían ponerse más oscuros de lo normal, y las venas cercanas pueden agrandarse. A medida que crezcan, usa un buen sujetador con tiras anchas. Además, debes empezar a usar protectores mamarios, ya que el calostro empieza a producirse después del tercer mes de embarazo.

Necesidad frecuente de orinar

La vejiga también sufre las influencias de las hormonas, combinado con un aumento de los fluidos del cuerpo y, por ende, una mayor producción de orina. Evita el consumo de bebidas como té o café, pues éstas tienen un efecto diurético. Trata de vaciar la vejiga en cuanto sientas la necesidad. Si al orinar experimentas molestias o ardor, consulta a tu médico, pues podría tratarse de una infección urinaria.

Flujo vaginal más abundante

Los cambios hormonales también pueden causar un aumento en el flujo. Usa protectores diarios y ropa interior de algodón (es más fresca que la lycra). Este flujo no debe producir olor, irritación o rasquiña. Si presentas alguno de estos síntomas, consulta a tu médico para que se asegure que no hay una infección.

Compartir en:

Agrega tu comentario

Total de comentarios: 0

Recuerda que para dejar un comentario debes ser un usuario registrado del Club Pequeñín

Conozco y acepto los términos legales.

¡Estamos trabajando para llegar a más hogares de Colombia! Estas son las ciudades donde tenemos envíos en este momento.

Antioquia

Armenia
Barbosa
Bello
Caldas
Caucasia
Copacabana
El Carmen de Viboral
Envigado
Girardota
Guarne
Itagui
La Ceja
La Estrella
La Unión
Marinilla
Medellín
El Retiro
Rionegro
Sabaneta

Cundinamarca

Bogotá

Valle del Cauca

Cali
Ir al catálogo
peque

Correo electrónico:

Contraseña:

x