Club

Esperándote (Embarazadas)

Prepara tus senos para la lactancia

02 noviembre 2013 - Salud
Califícanos        

Te resulta importantísimo brindarle a tu pequeñín todos los nutrientes de la leche materna y por eso debes prepararte para que la lactancia sea más positiva de lo que te imaginas.

Más allá de querer brindarle a tu pequeñín solo lo mejor y de preparar todo para su llegada, debes echarle una manito a tus pechos de forma que estén preparados para la lactancia y evites complicaciones que, aunque muy comunes, son sumamente molestas.

La lactancia: una experiencia confortable

Amamantar debería ser una experiencia confortable y especial para ti, pero resulta que en algunas situaciones es probable que suceda exactamente lo contrario. Pegar a tu pequeñín del pecho se convierte en toda una tortura debido a que tus pezones se encuentran bastante lastimados y el intenso dolor no te permite disfrutar de tan especial experiencia.

Cambia esta realidad y prepárate para amamantar a tu pequeñín de forma tranquila, amorosa, delicada y, sobre todo, placentera. Sigue cuidadosamente estos sencillos consejos y gózate la fabulosa experiencia de ser mamá.

  • No suspendas el uso del sostén durante el embarazo.
  • Una vez nazca tu pequeñín, asegúrate de usar un sostén especial para lactancia tanto en el día como en la noche, evitando que tengan recubrimientos plásticos.
  • Cámbiate el sostén o los protectores de tus pechos cuando se pongan húmedos o mojados.
  • Alterna los senos al amamantar.
  • Evita lactar a tu pequeñín por más de veinte minutos con cada seno.
  • No quites al bebé del seno. En cambio, corta la succión metiendo tu dedo meñique suavemente entre su boquita y tu seno.
  • Si durante los primeros días notas un poco de hinchazón en tus pechos, hazte duchas tibias y compresas de hielo sobre ellos para que alivies el malestar.
  • Lava tus senos diariamente con agua tibia y un paño suave. No uses jabón debido a que puede secar tu piel y causar irritaciones.
  • Si tus senos están rojos, inflamados y adoloridos a pesar de tus precauciones, consulta a tu médico.

Pezones agrietados

Es probable que la lactancia no solo te ocasione ciertos dolorcitos o molestias leves, sino que se vea complicada por el rompimiento de la piel. Si sufres pezones adoloridos o agrietados, es recomendable que lleves a cabo lo siguiente:

  • Corrige la posición de tu pequeñín al momento de alimentarlo y continúa la lactancia.
  • Si el dolor es muy intenso, acude a tu médico para que te recete algunos analgésicos. Deberás aprender a extraer tu leche y ofrecerla a tu bebé de manera alternativa hasta que mejore el dolor.
  • Evita el uso de cremas o pomadas

Técnicas para una buena lactancia

  • Tu pezón debe estar centrado en la boca del pequeñín y este debe afianzarse a una mayor cantidad del pezón y la areola. Si solo se pega de la punta del pezón, puede causar los pezones adoloridos y a veces hasta grietas que sangran.
  • Coloca al pequeñín en la posición correcta y varía la posición para amamantar, primero sentada, luego acostada y así sucesivamente.
  • Deja que tus pechos se aireen y procura ponerlos al sol diariamente durante unos cinco minutos.

Recibe las novedades del Magazín

Compartir en:      

¡También puedes leer!

¡Estamos trabajando para llegar a más hogares de Colombia! Estas son las ciudades donde tenemos envíos en este momento.

Antioquia

Armenia
Barbosa
Bello
Caldas
Caucasia
Copacabana
El Carmen de Viboral
Envigado
Girardota
Guarne
Itagui
La Ceja
La Estrella
La Unión
Marinilla
Medellín
El Retiro
Rionegro
Sabaneta

Atlántico

Barranquilla
Soledad

Cundinamarca

Bogotá

Meta

Villavicencio

Valle del Cauca

Cali
Ir al catálogo
peque

Correo electrónico:

Contraseña:

x